;
 ;
El tiempo de Oaxaca
  • Oaxaca de Juárez, martes, 02 de junio de 2020

Nacional

Dos mujeres aseguran que el rapero ejerció violencia de género en su contra. Con una inició desde el 2009 y duró siete años; a la par, desde 2010, Escutia también acosó por redes sociales a otra joven. Éstas son sus historias.

Mujeres acusan a Johnny Escutia de acosarlas desde hace 10 años


VIVO NOTICIAS

@VivoNoticiasMX


CIUDAD DE MÉXICO.- Johnny Escutia, el rapero que causó indignación en redes sociales por las violentas letras de sus canciones, no sólo ha amenazado a través de su música a la youtuber Yuya, también ha agredido a otras mujeres, a quienes amedrentó a través de redes sociales, según denuncian.

En entrevista para MILENIO, dos jóvenes dedicadas al rap narraron que en 2009 y por varios años fueron violentadas por Johnny Escutia, quien, acusaron, ejercía agresiones en “secta”, como él llama a otros hombres que se unen para cometer violencia digital.

“Escutia me conoció a mí por mi trabajo en el rap. Él era parte de la comunidad, aunque él vivía en Alemania. Todos los ataques empezaron a raíz de que yo era parte de un colectivo de mujeres".

“Las primeras agresiones se dieron hacia el colectivo diciendo que las mujeres no podíamos rapear. Después se ensañó particularmente conmigo desde el año 2009 al 2016. Sacaba videos, mandaba a su secta a amedrentarme, hacía memes, hacía páginas enteras para tirar odio sobre mí”, contó una joven que se dedica al rap para visibilizar la violencia contra las mujeres.

De acuerdo con su testimonio, las agresiones no paraban y cada vez que el colectivo subía un nuevo contenido a sus redes sociales, Johnny Escutia, junto con varios hombres, la acosaban por su género, su peso o su música; incluso, afirmó, en varias ocasiones la amenazó de muerte.

Violencia que, dice la joven, repercutió severamente en su estado emocional y psicológico.

“Este comportamiento me afectó de muchas formas; mi alma se vio repercutida, tuve que tomar terapia. Cuando es un solo insulto es como ‘¡ah!’, pero cuando ya son cien, doscientos diarios y hacen videos, pues claro que me daba miedo”, dice.

“Me daban ataques de ansiedad porque al final las agresiones escalaron a amenazas de muerte. Ya era así como ‘cuando la vean descabécenla, una pinchi vieja gorda, fea y horrible así no puede vivir’”, cuenta.

“Me daba miedo ir a mis toquines. Yo pensaba que cualquier loco me iba a hacer algo. Hubo una crisis de ansiedad muy fuerte. Hubo trastornos alimenticios, mucha tristeza, mucho abandono, porque en ese momento nadie me ayudó”, recuerda la joven rapera.

La violencia digital daña

De acuerdo con Claudia Villaseñor, experta en el tema e integrante de la colectiva Somos La Cuarta, la violencia digital puede tener varias repercusiones:

Psicológico y emocional

Económico (al afectar el libre desarrollo de actividades).

 Daños al ejercicio pleno de los derechos humanos: Libertad de expresión; Acceso a la información; Derecho a la privacidad; Acceso a la justicia; Derecho a la intimidad.

A pesar de que hace 10 años no había tanta información sobre la violencia digital, la joven sabía que necesitaba pedir ayuda, así que recurrió a la policía cibernética con el fin de que los ataques pararan; sin embargo, todo fue en vano, pues las autoridades le explicaron que las agresiones no eran amenazas reales.

“No hubo ayuda, nunca se me hizo caso. Me dijeron ‘ya no le hagas caso, tómalo de quien viene, esto no puede proceder porque no hay una amenaza real’. Después de esto no toqué más puertas porque se rieron en mi cara”, indicó la joven.

¿Qué es la violencia digital?

Son aquellos actos de violencia de género cometidos en parte o totalmente, cuando se utilicen las tecnologías de la información y la comunicación, plataformas de redes sociales, correo electrónico, mensajes de texto o llamadas vía teléfono celular, que causen daño psicológico o emocional, refuercen los prejuicios, dañen la reputación, causen pérdidas económicas, planteen barreras a la participación en la vida pública o privada de la víctima o puedan conducir a formas de violencia sexual o física.

Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

El pasado 15 de mayo, usuarios de redes sociales denunciaron al rapero Johnny Escutia por publicar canciones con letras que promueven la violencia contra las mujeres, y que incluso en un tema amenaza de muerte a la youtuber Yuya. Exigieron a las plataformas YouTube y Spotify eliminar esa música.

Tras la denuncia, Spotify respondió que las canciones de Johnny Escutia habían sido eliminadas "por violar los lineamientos de los contenidos prohibidos por tratarse de discurso de odio".

“No permitimos el contenido de odio en Spotify. Cuando se nos alerta de contenido que viola este estándar, lo eliminaremos de la plataforma", se lee en la página de la plataforma de música.

Ante algunos comentarios en redes sociales, que referían que al bajarle su contenido, Johny Escutia estaba siendo coartado de su libertad de expresión, la rapera considera que la violencia digital no es un juego, pues las agresiones repercuten más allá de las redes sociales.

“Esto no es un juego, las palabras hieren, las palabras matan, las palabras te hacen sentir insegura. Esto no es arte, esto no es libertad de expresión. Esto no es divertido. No ven el peso de lo que le puede afectar a una persona”, comentó.

¿Hablar de Johnny Escutia es darle publicidad?

Algunos usuarios de redes sociales consideraron que denunciar en redes sociales a Escutia es darle publicidad; sin embargo, para la rapera, quien fue víctima de sus agresiones, denunciarlo públicamente visibiliza la violencia que él ha ejercido y que sigue impune.

“No es darle publicidad. El tipo ya está hundido. Yo espero que se proceda legalmente en todos los países en donde se presume que está, porque esto es una cosa sumamente delicada. No es darle fama. Es visibilizar. Él refleja el problema de una sociedad feminicida a la que no le importamos. Es evidenciar el problema que tiene la sociedad y cómo es que algunas personas permiten que suceda y que se hasta se rían de estas cosas”, concluyó la joven.

 

COVID 19 ETAPA 2

Notas relacionadas



Comentarios