;
 ;
El tiempo de Oaxaca
  • Oaxaca de Juárez, miercoles, 23 de septíembre de 2020

Internacional

Mientras en México están los muxes, en India se encuentran los hijras quienes tienen un origen divino de acuerdo a la religión Hindú

¡En India también hay un tercer género! Conoce a los hijras


VIVO NOTICIAS

@VivoNoticiasMX

INDIA.- En México existe un tercer genero conocido como los muxes, los cuales son originarios de Juchitán, región zapoteca del Istmo de Oaxaca; son personas que no se identifican con el género masculino o femenino. Pero esta no es la única cultura que presenta un grupo como este, en India se encuentran los hijras o eunucos.

Las personas que son hijras, en su mayoría nacen varones, sin embargo, se visten, se comportan como mujeres y se refieren a sí mismas como mujeres; además adoran la diosa hinduista Bachuhara Mata, como una representación del transgénero.

Este tercer género es aceptado entre la sociedad desde hace mucho tiempo, por ello, su identidad social tiene un vacío legal donde pueden elegir. Hay que recordar que India es el único país del mundo que posee el género “eunuco”, el cual es distinto del masculino y femenino, y se puede agregar en las identificaciones oficiales.

Se estima que alrededor de cinco millones de personas en India son hijras, una condición que cuenta con una larga tradición, tanto en la religión, como en las cortes de los gobernantes islámicos.

Un género de los dioses

En la religión hindú no existe una definición clara de sexos, es por eso que varios de sus dioses presentan rasgos de ambos sexos, lo que permite la aceptación de la existencia de un tercer sexo.

De acuerdo a las creencias hindúes, hace más de 20 mil años, el soldado Aravan, hijo de Arjuna, se lamentaba por morir soltero el día antes de librar de una batalla. Había prometido su sangre a los dioses como ofrenda para la victoria, sin embargo, ninguna mujer deseaba casarse con un hombre que moriría la noche siguiente.

 

El dios Krishna escuchó sus súplicas y se transformó en Mohini, una bella mujer que se casó con él esa misma noche. Al día siguiente Aravan murió, y Krishna lloró por él como una viuda.

Las costumbres marcan que de abril a mayo, los hijras, también llamados “aravanis”, tienen que peregrinar a la aldea de Koovagam, en el estado sureño de Tamil Nadu; esto para celebrar allí la boda con Krishna y honrar al marido muerto.

Mitos y costumbres

Algunos hijras son castrados voluntariamente. Antiguamente se hacía con cuchillo y sin anestesia, lo que provocó la muerte de varios de estos miembros. Después de ser castrado, el hijra cumple con un último rito: vaciar leche en un arroyo como símbolo de la pérdida de su fertilidad.

Según los hindúes, al renunciar a tener hijos propios, esta comunidad tienen facultades para bendecir o maldecir.

Actualmente la comunidad hijra se organiza en casas, regentadas por un “nayak”, que es la hijra más longeva, quien les da protección y les representa. En este lugar aprenden y practican el canto, la danza y diversos rituales.

Con información de El Heraldo de México

 

Notas relacionadas



Comentarios