;
 ;
El tiempo de Oaxaca
  • Oaxaca de Juárez, lunes, 21 de septíembre de 2020

Opinión

Los dichos de don López para referirse a la prensa que no le solapa sus yerros al frente del gobierno, claro que son un atentado a la libertad de expresión.

EL ZUMBIDO DEL MOSCARDÓN


ALEJANDRO LEYVA AGUILAR

TWITTER: @leyvaguilar


Me acuerdo de los escándalos del grupo HIGA y la casa blanca de Enrique Peña Nieto y su gaviota. Los ataques en los medios fueron encarnizados, no solo en el diario Reforma, en varios medios se gastaron litros de tinta destrozando la reputación de la pareja presidencial.

Pero si los medios impresos como La Jornada, El Universal, Excélsior y muchos más gastaron tonelada de papel en ese linchamiento mediático, también los medios electrónicos hicieron los propios con horas y horas de transmisiones al respecto, sobre todo de Carmen Aristegui que fue quien dio la primicia.

Y no solo la casa blanca fue centro de ataques a Enrique Peña, hubo otros casos como los 43 desaparecidos de Ayotzinapa que el actual inquilino del Palacio Nacional utilizó inescrupulosamente para atacar al entonces primer mandatario de México, como si EPN hubiese mandado secuestrar y desaparecer a los normalistas de la Isidro Burgos, hay que decirlo también, cuna de guerrilleros como Lucio Cabañas Barrientos, líder de la liga guerrillera 23 de septiembre.

Fueron ataques incluso de intelectuales, de periodistas bien identificados como el propio Carlos Loret de Mola, Víctor Trujillo, Carmen Aristegui, Denisse Dresser, Joaquín López Dóriga, Héctor Aguilar Camín o el impresentable Jorge G. Castañeda Gutman.

Y recuerdo que lo que consiguieron con sus críticas ácidas, fue que el Presidente Enrique Peña Nieto e incluso su propia esposa, salieran a los medios de comunicación a ofrecer perdón a los mexicanos por el bochornoso asunto de la casa blanca sin que hubiese un intento siquiera de acallar esas voces acusadoras.

Cuando los dueños de la cadena MVS que ofrecía sus micrófonos a Carmen Aristegui, decidieron rescindirle su contrato y todo mundo pensó que era consecuencia de su línea editorial que atacaba al gobierno de EPN, el asunto se resolvió en litigios y la periodista conservó su programa.

Jamás escuché de Enrique Peña o de un antecesor suyo, una descalificación, mucho menos utilizar adjetivos peyorativos como “ese periódico es un pasquín inmundo” o un “quién pompó”. Como lo hizo don López.

Llamar desde la Tribuna de las mañaneras “pasquín inmundo”, solo porque el periódico Reforma consignó información de un desfalco millonario en el municipio de Macuspana donde está involucrada Concepción Falcón cuñada de don López “Cobrador”, es una inmundicia muy propia del ya incómodo inquilino de Palacio Nacional.

¿Quién pompó?, inquiere ufano don López parafraseando una estúpida canción de su paisano ‘Chico Che’, para referirse a los patrocinios que pudieran tener Víctor Trujillo y Carlos Loret de Mola que son tan ácidos comentaristas e investigadores, que cuando el Presidente era Enrique Peña Nieto.

Los dichos de don López para referirse a la prensa que no le solapa sus yerros al frente del gobierno, claro que son un atentado a la libertad de expresión, claro que vulnera el sagrado e inviolable derecho de difundir opiniones, información e ideas como lo dicta nuestra Carta Magna en los artículos sexto y séptimo y en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el NO SER MOLESTADO A CAUSA DE SUS OPINIONES, EL DE INVESTIGAR Y RECIBIR INFORMACIONES Y OPINIONES, EL DE DIFUNDIRLAS SIN LIMITACIÓN DE FRONTERAS Y POR CUALQUIER MEDIO DE EXPRESIÓN.

Don López atenta contra la democracia al referirse así en contra de los periodistas e incluso de los intelectuales porque la libertad de expresión es un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática.

Haría bien amlo si se bajara del ladrillo al que lo subió su infinita soberbia y se atreviera, siquiera una sola vez, a pedirle perdón a los mexicanos como lo hizo Peña Nieto.

Perdón por los incontables agravios a la constitución, perdón por los mas de 70 mil muertes por el mal manejo de la pandemia, perdón por los más de 60 mil muertos por el crimen organizado, perdón por los inocentes niños que han muerto de cáncer a falta de medicamentos, perdón por atentar contra la Libertad de Expresión de manera burda y arrabalera, perdón por el desastre económico en el que está sumido México, perdón por los más de 12 millones de empleos perdidos.

Perdón por no cumplir promesas como bajar los precios de la gasolina, el diésel, el gas, la electricidad; perdón por haber elevado el precio de la canasta básica, perdón por la rifa fraudulenta de un avión que no se rifó, ni se vendió; perdón por Pío López “Cobrador”, por José Ramón López Beltrán que se da vida de lujos, perdón porque su nieto nació en Estados Unidos y no en una clínica del IMSS, perdón por sus otros tres “ninichocoflanes” en fin, perdón por haber preferido ser un mandatario mediocre entre los mediocres, el peor en la historia del México contemporáneo.

 

#quédateencasa

@leyvaguilar

Instagram: leyvaguilar

 

Notas relacionadas



Comentarios