;
 ;
El tiempo de Oaxaca
  • Oaxaca de Juárez, viernes, 30 de octubre de 2020

Opinión

EL ZUMBIDO DEL MOSCARDÓN


ALEJANDRO LEYVA AGUILAR

TWITTER: @leyvaguilar


A don López, se la hace “raro”, el robo de 37 mil dosis de medicamentos oncológicos para niños con cáncer, pero lo raro más bien, es que una señora de nombre Thalía Lagunas que es Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, le haya pedido a los padres de familia de los niños enfermos, que fueran ellos los que dieran a conocer la noticia del hurto allá en una bodega de Iztapalapa en la Ciudad de México.

Los padres de familia agrupados en el Movimiento Nacional por la Salud, fueron citados el pasado 9 de octubre para darles una respuesta al desabasto que hay de medicamentos oncológicos a una reunión en la SHCP donde les darían información y lo que les dijeron fue que la Comisión Nacional para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), dio a conocer una alerta por el robo de 37 mil dosis de medicamento destinado al uso exclusivo del sector salud y ahí les pidieron que anunciaran ese hecho ante la opinión pública.

El problema es que no les dijeron de ningún legajo de investigación, a pesar de que el robo según la Cofepris ocurrió el 7 de octubre en una bodega de los laboratorios de NOVAG INFANCIA SA de CV en la delegación Iztapalapa de la Ciudad de México donde gobierna Claudia Shienbaum que dijo casi lo mismo que su patrón “es extraño el robo de medicamentos”.

¿Cómo salir a los medios a denunciar el robo de medicamentos, si ni la jefa de gobierno de la Ciudad de México lo cree cuando dice que es “extraño” y cuando no hay una carpeta de investigación abierta por ese delito que tiene a miles de niños con cáncer muriéndose?, el colectivo nacional por la salud, ya está justamente investigando primero el origen de la compra de esos medicamentos que supuestamente se hizo en Argentina y después el robo, porque a ellos si les interesa conocer qué pasó.

Según la Cofepris, los medicamentos que se robaron son: daunorobicina, fluorouracilo, oxiliplatino, dacarbacina, mitomicina, etoposido, idarubicina, ciclofosfamida y epiroubicina, todas con registro sanitario y para uso exclusivo del sector salud, fabricadas por los laboratorios KEMEX SA. Es decir, son medicamentos adquiridos para el sector salud y específicamente para los niños que padecen algún tipo de cáncer.

El pequeño virrey de las camas vacías y los muertos en casa, Hugo López Gatell, habría dicho en la conferencia que “no le robaron al gobierno federal”, sino a un laboratorio privado, lo cual deja en entredicho lo vertido por su jefe don López cuando declaró que esos medicamentos los había comprado en Argentina y que además le habita costado mucho conseguirlos.

Televisa hizo un reportaje respecto del robo de medicamentos que este gobierno de la transformación de cuarta debería tomar muy en serio. Se dio a la tarea de conseguir, junto con los padres de familia de niños enfermos, medicamentos específicos en el mercado negro y ¿qué creen? los consiguieron. El reportaje puede dar una luz a los ineptos del gobierno para dar con los responsables.

Simplemente con ponerse a pensar ¿quién tiene la capacidad técnica, táctica, operativa para robarse casi 40 mil dosis de medicamento?... adivinó, el crimen organizado y justamente los que mercan esos medicamentos, pues son los capos de la delincuencia a la que don López no quiere combatir, por eso sus errores le cuestan tan caros al país y no en dinero, sino en vidas inocentes.

Y mientras tanto, los padres de familia de los niños enfermos de algún tipo de cáncer, llevan 700 días de esta administración en un suplicio enorme porque ven sufrir y morir a sus hijos debido a la indolencia y a la insensibilidad de este gobierno que, en vez de soluciones, solo que deja del pasado e inventa complots y sabotajes para justificar su infinita ineptitud.

Por más que don López quiera tapar el sol con un dedo y decir “hay un sabotaje por parte de los laboratorios que usan a los niños con cáncer para golpear a mi gobierno”, es claro que la administración federal no ha podido garantizar el abasto de medicamentos no solo a niños con cáncer, también a hipertensos, diabéticos, incluso hay desabasto de retrovirales para la atención de pacientes con sida.

Vaya, hay desabasto hasta de un medicamento que le vendría bien usar a don López, el CARBONATO DE LITIO, recomendado en pacientes con poca salud mental.

#quédateencasa

@leyvaguilar

Instagram: leyvaguilar

 

 

Notas relacionadas



Comentarios