;
 ;
El tiempo de Oaxaca
  • Oaxaca de Juárez, martes, 26 de enero de 2021

Opinión

EL ZUMBIDO DEL MOSCARDÓN


ALEJANDRO LEYVA AGUILAR

TWITTER: @leyvaguilar


Ineptitud e hipocresía... ambos defectos están bien instaurados casi como doctrina en el gobierno de la transformación de cuarta.

Dos temas han dominado la agenda setting esta semana en el quehacer periodístico: uno que tiene que ver con la ineptitud y el otro con la hipocresía. Comencemos con el primero.

El sábado pasado hubo una explosión en la Subestación Buen Tono de la línea uno del metro en pleno centro de la Ciudad de México causando la muerte de una persona y la intoxicación de por lo menos una treintena más.

Hay que recordar que quien gobernaba el país cuando comenzó a construirse el sistema de transporte colectivo del entonces Distrito Federal era justamente el PRI con su regente Alfonso Corona del Rosal y este año estaría cumpliendo 52 años de haberse inaugurado o primera línea en 1967.

Ese sistema que mueve a 5.5 millones de usuarios de todos los estratos sociales, pero sobre todo a los más necesitados y que cuesta 3 pesos, aunque el costo de la tarjeta multimodal el año pasado subió de 10 a 15 pesos, es uno de los más baratos y eficientes del mundo.

Tras el incendio, dejaron de funcionar 6 de las 12 líneas del metro porque se quemó un equipo de comunicación que le costó al gobierno de Miguel Ángel Mancera, 40 millones de euros y todo porque desde que la Ciudad de México la gobiernan los de izquierda, se gastaron el dinero en segundos pisos para favorecer a los “fifis” con vehículos que en darle mantenimiento a las subestaciones y a las líneas en general.

Seguramente don López dirá que es un “comploj” para ensuciar la imagen de doña Sheinbaum y que la culpa es del “pasado” y... tiene razón, desde 1997 gobiernan los amigos de Obrador, desde Cuauhtémoc Cárdenas, pasando por el propio peje, Rosario Robles, Alejandro Encinas, Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera en 2012.

Y ¿dónde está la ineptitud?, bueno pues resulta que en la conferencia de prensa que ofreció Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la CdMx y Florencia Serranía Soto, directora general del Metro, ésta última en vez de asumir su responsabilidad, le echó la culpa al personal de la gerencia de instalaciones fijas y, como la Excelsa de la Familia Peluche, se disculpó diciendo “yo solo soy la directora general”.

Ineptitud, cinismo e ignorancia juntas en una servidora pública que no se da cuenta que es la directora general del metro los 365 días del año, las 24 horas del día ¿acaso nadie le dijo que leyera sus responsabilidades?, merece un castigo ejemplar.

En el otro asunto ¿acaso no es hipócrita y traidor el que dice una cosa y hace otra? Don López les ha endulzado el oído a los ignorantes disipándoles “primero los pobres”, o “primero los pobres nacos”, o “el pueblo es primero”... ¿en serio?

Resulta que la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano, está gastándose 89 millones de pesos en remodelar ¡un estadio de béisbol en Palenque Chiapas!, y ¿adivinen quién juega en dicho inmueble propiedad del estado de chiapaneco?, ándele adivinó, el equipo de Pío López Obrador.

Las Guacamayas, equipo del hermano del “presidente” así en minúsculas y entre comillas se rayaron en esta administración de cuarta porque de tener un estadio con 5 mil 793 metros cuadrados de construcción, ahora tendrán uno con 15 mil 372 metros en el que tendrán nuevas tribunas, palcos, 12 locales distribuidos a los costados de los vestíbulos, 6 baños para los asistentes, dogouts para los equipos, vestidores, regaderas, lockers y sanitarios para los jugadores y un nuevo sistema de iluminación para que puedan jugar de noche los angelitos.

Y mientras tanto, los otros angelitos, los pequeños que tienen cáncer se están muriendo porque no hay dinero para las medicinas; mientras tanto, médicos, enfermeras, camilleros, choferes de ambulancias y personal médico se muere porque el Gobierno Federal no compra mascarillas y equipo protector de calidad; mientras tanto llegan vacunas, pero se las inyectan a los cuates del “presidente”.

¿De qué sirve remodelar un pinche estadio de Béisbol en plena pandemia?, ¿de qué sirve gastar 70 millones de pesos en una escuela de besitos en Texcoco?, ¿acaso no es hipócrita decir “primero los pobres”, cuando de los más de 135 mil muertos por Covid-19, la mayoría son pobres?

Estoy seguro que todas las idioteces de don López, un día la nación y la historia misma, se lo demandarán y le habremos de pedir cuentas.

#QuédateEnCasa

@leyvaguilar

Instagram: leyvaguilar

 

 

Notas relacionadas



Comentarios