;
 ;
El tiempo de Oaxaca
  • Oaxaca de Juárez, martes, 02 de marzo de 2021

Opinión

PROSA APRISA


Arturo Reyes Isidoro

TWITTER: @reyesisidoro

La caballerosidad de Pepe con Ahued, quien sí va 

 

El sábado, minutos antes de registrarse como precandidato del PRI a la diputación federal por el distrito de Coatepec, José Francisco “Pepe” Yunes Zorrilla le deseó “la mejor de las suertes” a su excompañero de partido Ricardo Ahued Bardahuil, ahora senador por Morena. 

 

Con la caballerosidad y la decencia que lo han caracterizado en su vida, el exalcalde, exdiputado local y federal y exsenador peroteño dijo que el también empresario es un “hombre de bien y comprometido”. 

 

Al priista le pidieron su opinión sobre la invitación que las diputadas Dorheny García Cayetano, Rosalinda Galindo Silva y Ana Miriam Ferráez Centeno, así como el diputado Juan Javier Gómez Cazarín, de Morena, le hicieron al exalcalde de Xalapa para que acepte repetir de nuevo como aspirante a la presidencia municipal de la capital del Estado, ahora por el partido guinda. 

 

«Yo tengo la mejor opinión de Ricardo Ahued, tuve el privilegio de compartir curul con él en el grupo parlamentario de la legislatura federal, es un hombre de bien, un hombre comprometido, yo le deseo siempre la mejor de las suertes”, expresó Pepe (Razón de Veracruz). 

 

Ante el proceso electoral más grande y complejo de México, en un país muy dividido, el excandidato a gobernador se erige como ejemplo del prototipo de político que debieran ser todos quienes aspiran a un cargo de elección popular, que antepone el respeto y las buenas maneras a la descalificación fácil, a la hora de calificar a sus adversarios. 

 

Porque eso son ahora Pepe y Ricardo, adversarios políticos, no enemigos, quienes desde trincheras diferentes van a luchar por las causas que abrazan sus partidos, que necesariamente se van a enfrentar en busca del voto ciudadano y ambos empujarán para que uno venza al otro. 

 

Actitud oportuna la del priista, además, porque fuentes cercanas al principal círculo de poder de Morena dijeron el pasado fin de semana a “Prosa aprisa” que el senador decidió aceptar la invitación que le hicieron por lo que será el candidato de Morena a la presidencia municipal de Xalapa. 

 

De acuerdo a la información proporcionada al columnista, una poderosa razón lo habría convencido: la petición expresa del propio presidente Andrés Manuel López Obrador, quien lo habría convocado ir a la Ciudad de México para pedirle su ayuda a fin de que su partido logre conservar la única capital de un Estado que gobierna Morena en todo el país, que no es cualquier Estado. 

 

Habría aceptado, según mis informantes, con una condición: que lo dejaran poner a todos los miembros de su planilla así como a sus colaboradores y la única concesión que habría hecho habría sido que la candidata a síndica sea la diputada local Rosalinda Galindo Silva. 

 

En ese nuevo posible escenario, la fallida candidata del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, Dorheny García Cayetano, será inscrita como precandidata a diputada, aunque aún no definen si local o federal, pero esta vez será candidata de mayoría relativa, no plurinominal, por lo que tendrá que hacer campaña y contender contra los candidatos de la oposición. 

 

Por otra parte, ante la falta de un presidente en la dirigencia estatal de Morena, Gonzalo Vicencio seguiría siendo secretario general y la dirigencia nacional nombraría a Esteban Ramírez Zepeta como delegado con funciones de presidente. 

 

La aceptación de Ahued Bardahuil merecería diversos comentarios, pero no obstante la seriedad de mis fuentes esperaré a que sea el propio senador quien confirme la información o, en su caso, que anuncie un no, que cualquier posibilidad existe desde el momento mismo en que no dijo que sí aceptaría pero tampoco dijo no en forma rotunda. 

 

Necesario, el equilibrio de poderes: Pepe 

Volviendo a Pepe Yunes, una hora antes de acudir a su registro comentó en su cuenta de Twitter la razón que finalmente lo llevó a aceptar participar (se había estado resistiendo): “Decidí participar convencido de que el equilibrio entre poderes que logra un Congreso sin mayorías abona al bien público. No es un tema sobre quién o qué partido gobierna, sino sobre si ese gobierno está sujeto a contrapesos que eviten la concentración de poder y sus excesos”. 

 

Ya en entrevista, declaró: «A mí me parece que Veracruz necesita retomar rumbo, y en este sentido el propósito de participar es el de sumar esfuerzos con altura de miras, con compromiso, para que Veracruz pueda dejar de una vez por todas el escenario de la discordia y la confrontación y podamos hacer valer el mejor bien que viene contraído con la política que es el de generar consensos y acuerdos en beneficio de la gente». 

 

No me cabe duda que el excandidato a la gubernatura es un político con argumentos, que acude a las ideas en lugar de al insulto o la descalificación, que enriquece y enriquecerá la contienda electoral, tan necesitada de aspirantes preparados, con experiencia y que busquen el bien común (aquí comenté en varias ocasiones que siendo diputado local solicitó licencia para contender por primera vez como candidato a la senaduría. Perdió la elección pero no regresó al Congreso local y dejó que terminara su suplente. Después pudo llegar al Senado. No es el clásico vividor del presupuesto que busca saltar de un cargo a otro brincando para ello de partido en partido). 

 

La alianza tripartita, parcial 

Anoche, al momento de redactar esta columna continuaban “trabados” en la negociación los equipos del PAN, del PRI y del PRD determinando en cuántos municipios irán coaligados para la elección del 6 de junio, que para el caso de las diputaciones locales irán en alianza total. 

 

De las tres modalidades: flexible (entre 53 y 105 municipios), parcial (entre 106 y 211) y total (en los 212) habían determinado quedarse en la primera y al medio día, antes de iniciar su última ronda antes de presentar el jueves su carta de intención para informar al OPLEV cuál tipo de coalición será la suya, habían acordado ir unidos en 70 y esperaban llegar a 90 e incluso hasta 106. 

 

Pero de acuerdo a la información que obtuvo esta columna, no consideraban necesario más y habían acordado que en el resto cada partido compita con candidato propio, ¡porque no ven candidatos competitivos de Morena en el resto! 

 

En el caso del PRI, finalmente la candidata a diputada federal por Córdoba será Janeth García Cruz, exdiputada local, posición de Antorcha Campesina, que mueve un considerable número de votos. Dejó en el camino a Denise Bueno Duval. 

 

En Orizaba la candidatura federal será para el PRI, la local para el PAN (perfilan a Alejandro Zairick Morante, quien ya ocupó el cargo) y al PRI corresponderá la candidatura para la alcaldía (irá Juan Manuel Diez Francos). En Córdoba las candidaturas para la diputación federal y local serán para el PRI y para la alcaldía, para el PAN. 

 

Movimiento Ciudadano informará este lunes 

Por su parte, la Comisión Operativa Estatal del partido Movimiento Ciudadano ofrecerá la tarde de este lunes una rueda de prensa para informar sobre el cierre de registro de precandidatos. Lo hará en el salón de un hotel de la avenida 20 de Noviembre. Su dirigente estatal, Sergio Gil Rullán, se ha mantenido muy activo con el propósito de posicionar bien su partido, que irá solo, sin ninguna alianza. 

 

NOSOTROS ESTAMOS CAMBIANDO

Notas relacionadas



Comentarios