;
 ;
El tiempo de Oaxaca
  • Oaxaca de Juárez, domingo, 18 de abril de 2021

Opinión

DE ÁNGELES Y DEMONIOS


GUADALUPE RÍOS

TWITTER: @luprios


De aperturas, simulaciones y poder


“De la hamaca al palacio” fue la frase acuñada por un político juchiteco para cuestionar el interés de uno de los aspirantes a dirigir el destino de este municipio.

Con esa frase uno de los fundadores de la Cocei que ha sido presidente municipal, diputado federal y senador por diversos partidos políticos, busca cortar de tajo la aspiración a cualquier persona que no haya pasado por el “Visto bueno” de quienes han manejado los hilos de la política municipal.

Es decir, si eres de izquierda pero no tienes trayectoria reconocida por la dirigencia de la Cocei, no tienes derecho a aspirar a dirigir a tu municipio, —aunque tengas capacidad para hacerlo— y tampoco tendrás la aprobación para buscar una diputación local, federal, ni siquiera una concejalía.

Curiosamente ese mismo pensamiento se manifiesta en la organización conocida como Fuco, cuando cuestiona que “los intelectuales” puedan tener derecho de obtener una candidatura por sus conocimientos y su trabajo “intelectual” cuando no han hecho trabajo de campo; es decir, no han bloqueado, no han tomado tierras, no han encabezado movilizaciones ni manejan a un grupo que les asegure votos en la contienda electoral. Entonces, queridos intelectuales, ahí tampoco tendrán cabida en la búsqueda de un cargo de elección popular.

Cobran por ello importancia partidos de reciente creación que necesitados del voto para lograr mantener el registro ante las instituciones electorales ofrecen las candidaturas a ciudadanos de a pie, sin trayectoria partidista, sin otros cargos que no sean los de su labor profesional o su trabajo cotidiano pero que tengan “cierta popularidad”; por eso aparecen en escena artistas, cantantes, deportistas, profesionistas, luchadores profesionales y todo tipo de personas interesadas en participar pero que no tienen trayectoria “política” pero que con su trabajo han posicionado sus nombres a lo largo de los años.

Mención aparte merecen quienes, por pertenecer a un pueblo indígena, afrodescendiente o a un grupo vulnerable como los de la tercera edad o padecer una discapacidad o ser de la comunidad LGBTTTIQI ahora están siendo considerados o consideradas para integrar planillas o encabezar una candidatura.

En Oaxaca hace tres años, la ambición de algunos sujetos de acceder a una candidatura o reelegirse en el cargo que ostentaban al frente de una alcaldía, los llevó a “reconocerse” como gente de la diversidad sexual.

Fue gracias a las denuncias presentadas por un grupo de mujeres trans que presentaron una solicitud de procedimiento sancionador ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ieepco) que se logró echar abajo los registros de 17 de 19 candidaturas que ya habían sido aprobadas y donde los sujetos conocidos como heterosexuales habían fingido ser homosexuales.

Estos personajes fueron claramente identificados como Luis Armando Martínez Morales, Pedro Osiris Agustín Cruz, Roberto Espinosa, Emmanuel Martínez Palacios, Alejandro García, Carlos Ceballos y Alfredo Ojeda de la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y MC), mientras que de la coalición Todos por México (PRI, PV, PANAL) se registraron Yahir Hernández Quiroz, Carlos Quevedo Fabián y Santos Cruz Martínez.

Este año, el Partido Fuerza Por México registró como candidatura a diputada federal por el V Distrito electoral con sede en Tehuantepec a Joselinne Sosa Gómez, transgénero o muxe como se les conoce en el Istmo oaxaqueño quien admite que, si para las mujeres la competencia política es difícil, para los integrantes de la diversidad sexual es aún más complicado. En Unión Hidalgo también una transgénero conocida como “Estrella” buscará la presidencia municipal por el mismo partido.

Mientras que en el Distrito 32 local de Coyoacán en el centro del país, una muxe conocida como “Lady Tacos de Canasta” originaria de los Valles Centrales de Oaxaca radicada en la capital mexicana, es candidata a la diputación local por el partido Equidad Libertad y Género (ELIGE). “No somos algo raro como le han hecho creer a la gente, somos iguales y todas y todos merecemos respeto y dignidad...yo ya elegí, ahora tú elige bien” dice en su video promocional la oaxaqueña oriunda de Tlaxiaco, Oaxaca.

No obstante, estas oportunidades distan de concretarse en triunfos pues ante la ausencia de bases y estructura partidista el resultado será pírrico.

Felina Santiago, una muxe zapoteca quien hace tres años fue postulada por el PRD, partido que vivía su peor crisis y estaba urgido de votos, obtuvo —a pesar de las circunstancias—  cerca de 8 mil votos como candidata a la diputación local por el V Distrito con cabecera en Juchitán. Compitió entonces en una elección donde el partido Morena arrasó con sus contrincantes llevando al triunfo a la presidencia municipal a Andrés Manuel López Obrador.

No obstante, la apertura de candidaturas para grupos vulnerables abiertos a fuerza de presión y lucha, distan mucho de traducirse en triunfos porque nadie en ningún partido está dispuesto a ceder un escaño o un milímetro del poder político conquistado durante décadas de trabajo. Así lo han advertido y así parece que será todavía por largo rato.

 

Notas relacionadas



Comentarios