;
 ;
El tiempo de Oaxaca
  • Oaxaca de Juárez, lunes, 27 de septíembre de 2021

EL ZUMBIDO DEL MOSCARDÓN


ALEJANDRO LEYVA AGUILAR

TWITTER: @leyvaguilar


Algo hay detrás de la llamada de amlo a Quirino Ordaz Coppel gobernador saliente de Sinaloa, para que trabaje en el gabinete de la transformación de cuarta y no es precisamente dividir a la Alianza opositora, restando a algunos de sus gobernadores, como sucede con el panista de Nayarit, Antonio Echevarría García.

Quirino Ordaz Coppel es aún gobernador del estado natal de los capos más importantes de la droga, desde Caro Quintero, "El Mayo Zambada", Juan José Esparragoza, Amado Carrillo, el “Chapo” Guzmán y ahora su hijo Ovidio Guzmán.

Y habría que recordar el incidente del “culiacanazo”, cuando por instrucciones del propio “presidente”, así en minúsculas y entre comillas, el ejército —no sé si con el dolor de su corazón— tuvo que liberar a un capo buscado por la Interpol y el gobierno de Estados Unidos por tráfico de drogas, al que amlo llamó “presunto” narcotraficante.

Tampoco debemos olvidar el detalle que tuvo don López, al visitar ya en TRES ocasiones Badiraguato, la tierra natal del “Chapo” y tener la amabilidad o la deferencia o ambas cosas, de bajarse a saludar, casi de beso en mano, a la abuela del “presunto” narcotraficante, acusado en Estados Unidos, de tráfico de cocina y metanfetaminas.

Menos se nos debe ir del radar que en tres años de gobierno de don López, ese rinconcito que es Badiraguato, terruño de los más sanguinarios capos de la droga en México, ha sido beneficiado con ¡1,009,010,994.23 pesos!, se lo escribo para que entienda la cifra ¡MIL NUEVE MILLONES, DIEZ MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y CUATRO PESOS CON VEINTITRÉS  CENTAVOS!, mucho más que en los estados donde ha habido inundaciones y desastres naturales, como en Nacajuca donde López decidió inundar a los más pobres de Tabasco.

En COMPRANET aparecen 4 contratos por parte de la SCT y CONAGUA para construir obra pública en Badiraguato, donde vive María Consuelo Loera, la mamá del narcotraficante más célebre de México que la revista Forbes puso como uno de los hombres más ricos del mundo.

¿Cuánto tuvo que ver Quirino Ordáz Coppel con la inyección de recursos exclusivamente a Badiraguato?, ¿cuál es la diferencia de inversión hacia otras partes de Sinaloa?, pues no queda muy claro pero, como lo dijo Jesús Ortega ex dirigente del PRD a una radiodifusora en cadena nacional ayer, a Coppel lo relacionan con las organizaciones criminales.

Súmele a eso que los golpes a la delincuencia organizada, han caído exponencialmente en el gobierno de amlo de acuerdo a su política de “seguridad” de abrazos no balazos que ya lleva casi cien mil asesinatos en solo tres años.

Solo datos: la Sedena reportó en el primer semestre de 2020 la erradicación de 1,501 hectáreas de marihuana, frente a solo 466.7 de este 2021, una disminución del 67 por ciento; en cuanto a los aseguramientos, el ejército reportó 41.7 toneladas de marihuana en el primer semestre del año, lo que representa una caída de 54.15 por ciento menos que en 2020 cuando decomisaron 91.4 toneladas.

Obviamente el valor de los decomisos también cayó; mientras en 2020 el valor llegaba a los 4 mil 362 millones de pesos, en la primera mitad de 2020 se redujo a ¡mil ciento ocho millones de pesos en 2021!, como que el gobierno federal cuida mucho los recursos de los narcos y no asesta golpes contundentes.

Observatorio Nacional Ciudadano, en boca de Francisco Rivas, ha señalado que la reducción de estos indicadores muestra la ausencia de acción del Estado frente a la delincuencia organizada, pero más pareciera una complicidad, porque en este gobierno, la acción del estado se ha reducido en 6 de los 12 indicadores comparados con los dos primeros años de las tres administraciones pasadas, es decir la de Enrique Peña, Felipe Calderón y Vicente Fox.

Quirino Ordáz Coppel al haber gobernado 6 años, no puede ser ajeno a lo que el gobierno federal está haciendo en Sinaloa y más que una invitación, parece una recompensa que lo llamen a trabajar en el Gabinete de don López, solo falta que lo pongan en la Secretaría de Seguridad Pública Federal.

Ayer, el dirigente nacional del tricolor Alejandro Moreno dejó ver que, por ser priísta, Quirino Ordáz Coppel necesita poner a discusión del Consejo Político Nacional, la decisión de aceptar la invitación de amlo, de no hacerlo podría perder su militancia, algo que por supuesto no le debe importar mucho al sinaloense.

No obstante, a todos los mexicanos nos debe importar lo qué pasa en materia de seguridad pública porque quien paga las consecuencias del tráfico de drogas, secuestros, cobro de derecho de piso y demás actividades criminales y a la vista o a la presunta complicidad de la Guardia Nacional, es la sociedad.


@leyvaguilar

Instagram: leyvaguilar

Facebook: FranciscoAlejandro.Leyvaguilar 

 

Notas relacionadas



Comentarios