;
 ;
El tiempo de Oaxaca
  • Oaxaca de Juárez, sábado, 21 de septíembre de 2019

Opinión

Instruye al niño en el camino correcto, y aún en su vejez no lo abandonará. Proverbio 22:6

Justicia para la infancia ofrece CHIRIA


  • 20 agosto, 2019   10:50:39

Luis Fernando Paredes Porras

Masca la Iguana

Instruye al niño en el camino correcto, y aún en su vejez no lo abandonará.

Proverbio 22:6

Ser niño en estos tiempos es de los más complicado, incluso podría afirmar, es casi un milagro. Y ser niño viviendo en Oaxaca lo es más, requiere de un milagro de dimensiones descomunales, un milagro chingón, así lo hicieron sentir los responsables del proyecto CHIRIA en Tuxtepec y están actuando de forma congruente pretendiendo construir un pedacito de cielo.

No es fácil crecer en Oaxaca, afirmo la Directora de CHIRIA, Mitzi Rivera del Río, mujer joven, comunicóloga, talentosa, carismática y loca. Eso de loca lo afirmo yo, lo demás se lo dijo el artista invitado, embajador internacional de CHIRIA, Marcos Witt al enfatizar que el querer ser madre de muchos, fue poderosa razón para unirse en matrimonio con el talentoso Eliseo Tapia Olivares. Ser Oaxaqueño no es sencillo, en ello coincido con Mitzi pues lejos de todo romanticismo, hay millones de testimonios actuales que lo siguen confirmando y miles en Tuxtepec que son heridas purulentas expuestas a la consciencia de todos quienes habitamos en este municipio.

“Violencia, rezago educativo, abandono infantil, desnutrición crónica y la pobreza son las problemáticas ante las cueles nosotros nos enfrentamos - afirmó Mitzi en su mensaje - no es fácil crecer en Oaxaca, no es fácil porque tienes que enfrentarte con las injusticias y con la falta de oportunidades, pero cuando ustedes y yo decidimos creer en este sueño, es porque estamos creyendo que nosotros estamos aquí para transformar la historia, no sólo de los niños de la casa hogar, sino de todos aquellos niños que pasen por este terreno…”

 “No más niños con dolor” es el slogan con el cual CHIRIA ha arrancado su campaña de construcción de un edificio que espera impulsar cual arco viviente, a miles de niños flechas que surquen la vida dejando huella de su humanismo cristiano. Que son románticos e idealistas, sí lo son y en abundancia, que se han profesionalizado de forma significativa, sí, desde el tiempo en que conocí el proyecto a la fecha han madurado y su experiencia es un tesoro y ejemplo de gestión, alianzas y estrategias. Así que, si sumamos ideales con resultados evaluables listos para ser motor de nuevo para la acción, tenemos una fórmula imparable que ha sabido delegar, sembrar y cosechar.

Para mi gusto y visión cambiaría la frase de la campaña diciendo: “Por niños sin sufrimiento” ya que es imposible que cualquier ser humano padezca dolor, incluso, hay que reconocer que el dolor es de los mejores maestros; lo interesante es no estacionarse en él, dando paso al sufrimiento y de ello sabe mucho la resiliencia, de la cual comencé a escuchar muy de cerca allá por el 2004 a través del proyecto Aldeas Infantiles SOS.

Para Tuxtepec fue un día histórico, para San Bartolo, una riqueza más en sus lomeríos, para la infancia la posibilidad de disfrutar el milagro de la niñez y para los adultos la invitación a sumarse a una empresa educativa cuyo corazón colectivo late con la fuerza de un adolescente que sabe a dónde quiere ir, con quienes y el para qué.

La iguana me dice que ya se quiere ir a vivir a esas lomas, aunque le tiene cariño al apestoso arroyo Moctezuma donde ha aprendido a vivir sin sufrimiento y con esperanza. Por ello me pide que le diga a Mitzi y a Eliseo que consideren un iguanario para que las futuras verdosas puedan tener mejor vida. Le digo que lo haré, porque sobrevivir en Oaxaca, en el ahora contaminado arroyo Moctezuma en Tuxtepec, es un milagro chingón que Dios permite para enseñarnos algo. Como cuando Dios nos habla a través de los ojos de un niño y nos da miedo reconocer que no sabemos qué hacer con ese pedacito de cielo.

 

Notas relacionadas



Comentarios